Jerome Powell y la renta variable: una historia infinita de amor y odio

Reserva Federal EE. UU.

La renta variable norteamericana ha renqueado durante unas semanas debido al miedo por una posible subida inflacionaria y la revalorización del rendimiento de los bonos. Sin embargo, el comportamiento de la bolsa ha sido el normal en un mercado alcista, aunque había que buscar algún motivo para justificar las bajadas que hubo en fechas pasadas.

Los bonos a 10 años volvieron a tocar ayer nuevos máximos tras el rally que está teniendo mientras los índices norteamericanos abrieron con huecos bajistas a esperas de lo que dijero el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

Los mercados supieron esperar a su salvador, Jerome Powell

La renta variable comenzó la jornada con huecos bajistas en todos los principales índices del país norteamericano. Además, se mantuvieron en negativo durante buena parte del día esperando a que salieran noticias por parte de la FED en cuanto a su política monetaria futura.

Por otra parte, el bono a 10 años estadounidense volvió a marcar máximos en la zona de 1,689%. Cabe destacar que el activo financiero lleva un rally bursátil importante que dura ya varios meses en el tiempo.

La Fed afirma buenas noticias para la economía de EE. UU.

Los dos días de reunión concluyeron para los miembros de la Reserva Federal Norteamericana con la conclusión principal de que ven en el futuro una economía muy fuerte con un breve incremento en los precios de los productos, aunque no esperan subir los tipos de interés hasta el año 2024. Sin embargo, muchos analistas creían que los tipos se comenzarían a subir en el año 2023. Por otra parte, solamente cuatro miembros de las dieciocho personas que conforman el comité de la Reserva Federal creen que durante el año 2022 habrá un incremento en las tasas. Además, para el año 2023 esperan siete del total de los componentes que se suban los tipos.

El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, se quedó con el mensaje de una política monetaria dovish tras el anuncia por parte del banco central de su última decisión sobre la economía. Asimismo, se subrayó, en varias ocasiones, que los tipos de interés no tendrán un incremento en su porcentaje hasta que no tengan pruebas certeras de que el sector económico del país se haya recuperado completamente después de la crisis que ha golpeado a la industria norteamericana por el COVID-19. Asimismo, el organismo público va a mantener su proyección de tasas muy cercas del valor cero hasta el año 2023, a pesar de las mejoras producidas en las perspectivas para la economía de Estados Unidos y en mitad de unas preocupaciones crecientes acerca de una posible subida futura en la inflación.
El crecimiento en los tipos de interés en el mercado de renta variable del país occidental ha sido el marcador de la posible amenaza de una subida en la inflación mientras la economía de la primera fuerza mundial se fortalecía de la recesión. Además, Jerome Powell comentó en su rueda de prensa posterior a la reunión que los precios podrían ser más altos en el último trimestre de este año tras la reapertura total de la economía, aunque seguramente vayan a tener una vida corta en el tiempo.

Por último, cabe destacar que la Reserva Federal ha aumentado su estimación en el crecimiento del producto interior bruto del país para llegar hasta el 6,5% desde el dato de 4,2% pasado. Además, redujeron las perspectivas de desempleo para el 2021, llegando a un número del 4,5%.

Pequeño rally bursátil al alza tras las noticias de la Fed

El comportamiento de los principales índices tras las noticias tan positivas por parte de la Fed hizo que tuvieron un repunte importante al alza, registrando algunas referencias nuevos máximos históricos. Por una parte, el DJIA consiguió ganar un 0,58% tras cerrar en los 33.015,37 puntos, muy cerca de los máximos históricos registrados varios minutos antes de concluir la jornada. Además, el S&P 500 también consiguió una revalorización del 0,29%, llegando al final del día en el nivel de 3.974,12 puntos, consiguiendo también nuevos máximos históricos antes del final del miércoles. Sin embargo, el Nasdaq no consigue aún recuperarse de la corrección a pesar de haber subido un 0,4% y poder cerrar la sesión en los 13.525,20 puntos. Por último, el Russell 2000, la referencia de las empresas de pequeña capitalización, ganó un 0,73% al concluir el día en los 2.339,28 puntos.

La renta fija se relajó un poco tras las palabras de Powell, consiguiendo cerrar en el 1,646% tras haber alcanzado nuevos máximos tiempo antes.

Deja una respuesta

Últimas Publicaciones