¿Por qué no hay que caer presa del pánico durante la crisis actual en China?

Corrección en China

Las empresas con sede en China y Hong Kong han sufrido durante los últimos días bajadas importantes en sus cotizaciones, pudiendo ser el culmen de una tendencia bajista que empezó hace algunos meses cuando los reguladores chinos iniciaron la lucha contra la IPO de Ant Group y la denuncia por monopolio a Alibaba Group Holdings.

Los últimos meses han sido duros para las firmas chinas, ya que el revuelo montado entorno a ellas por los reguladores y las amenazas del deslistado accionarial en Estados Unidos han creado intranquilidad entre los inversores.

¿Cuáles han sido los hechos relevantes que causado la corrección?

El inicio de la crisis con las compañías chinas comenzó con la paralización de la IPO de Ant Group, ya que los reguladores intervinieron justo antes del inicio del mercado para impedir la oferta pública de venta. Cabe destacar que los directivos de la firma estuvieron reunidos algunos días antes con los funcionarios regulatorios del país asiático después de cambiar la legislación, algo que perjudicaba a la compañía tecnofinanciera. Cabe destacar que las acciones de Alibaba Group Holding, dueño de un tercio del capital de Ant Group, iniciaron el 3 de noviembre la tendencia bajista que mantienen hasta la fecha, habiendo perdido un 41,9% desde los máximos históricos registrados el 27 de octubre. Asimismo, el gobierno del país va a obligar a Ant Group a  convertirse en un holding financiero, algo que posiblemente frenará su rentabilidad y la valoración bursátil esperada al restringir algunos de sus negocios. Sin embargo, esta no fue la única noticia negativa para Alibaba, ya que hace pocos meses se publicó que el ejecutivo mandarín le había impuesto una multa antimonopolio por valor de 2,75 billones de dólares, siendo el comienzo de las regulaciones tan fuertes que se han vivido durante los últimos tiempos entre las corporaciones con sede en el país.

Otra de las noticias que preocupó a los inversores fue que Xi Jinping quería fundar una empresa que aunara todos los servicios de sus grandes tecnológicas, perjudicando así la cotización de corporaciones como JD.com o Tencent. Recientemente, se ha conocido el derribo a DiDi Global Inc, una compañía que ofrece automóviles con conductor. Cabe destacar que los reguladores obligaron a borrar la aplicación de la entidad de las tiendas de aplicaciones del país y prohibirles admitir más clientes, siendo el principal motivo la ciberseguridad al tener sus datos guardados en los Estados Unidos.

Por otra parte, Tencent Music Entertainment Group, subsidiaria de la gigante Tencent, ha sufrido también las estrictas medidas de China. Concretamente, los reguladores le ha prohibido tener la licencia exclusiva sobre la música existente en su plataforma.

La última noticia ha venido por parte del sector educativo del país al ser intervenido por el gobierno chino. Cabe destacar que el único motivo para controlar completamente la industria es su alto costo para las familias, motivo que está provocando una caída en la natalidad de las familias.

El plan quinquenal, un proyecto que todo inversor debería leer antes de invertir en China

Cuando un inversor se adentra en China, debe tener en cuenta su modelo económico y su forma de hacer política, algo que no tiene nada que ver con Estados Unidos. Concretamente, hay que tener en cuenta su plan quinquenal, un proyecto de cinco años donde se ponen los objetivos a cumplir y que no tendrán ningún escrúpulo en llegar a buen puerto independientemente de los daños colaterales. Asimismo, todas las entidades reman hacia la dirección marcada. Cabe recordar que a pesar de tener una economía abierta a la globalización, China continúa siendo un país comunista en la práctica, y hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de invertir en activos que tengan sus sedes dentro de las fronteras del país asiático.

Educación en China

Esta vez se ha intervenido el sector educativo, ya que los altos costes provocan directamente una natalidad más baja en las familias. Asimismo, el país ha decidido tomar como medida el abaratamiento de los precios, facilitando la educación en las familias. Cabe destacar que China está sufriendo un envejecimiento poblacional muy importante, algo que preocupa en exceso a los mandatarios, y por eso han decidido tomar esta política. Por otra parte, el precio tan alto en las casas tampoco ayuda a que su población crezca, por lo que posiblemente sea el siguiente sector que tocarán para regularizarlo y ayudar al aumento de ciudadanos.

¿Cuáles son los precedentes de la crisis sufrida en el año 2018?

La corrección del mercado nos podría recordar a la del 2018 en cuanto a movimientos bajistas. Sin embargo, hay algunos hechos diferenciales que podrían marcar una recuperación diferente.

El 2018 fue un año complejo para las relaciones entre China y Estados Unidos, donde Donald Trump implementó aranceles a los productos del país asiático, aumentando así el costo de la manufactura importada. Este hecho provocó una corrección severa en las cotizaciones del país asiático, sufriendo unas pérdidas del 45% el $KWEB, fondo cotizado que reúne a las principales entidades del país.

Cabe destacar que la liquidez del país tampoco era excesiva, algo que provocó también preocupaciones durante el último trimestre del ejercicio fiscal de 2018. Asimismo, el Banco Popular de China recortó puntos básicos del coeficiente de reserva de capital exigidos a los bancos del país, garantizando mayor efectivo entre la población.

Deslistado de ADRs en Estados Unidos, ¿qué soluciones hay?

Hace pocos meses se ha regularizado en Estados Unidos el deslistado de acciones por motivos como la ocultación de datos en los reportes financieros, siendo un ejemplo reciente de compañía por falsedad en las finanzas Luckin Coffee. Sin embargo, este hecho no tendría que ocurrir en empresas sólidas como JD.com, Alibaba Group, Vipshop, Tencent Music o las automotrices NIO o NIU, ya que cuentan con solvencia y transparencia.

Cabe destacar que un deslistado de estas entidades sería por las relaciones entre Estados Unidos y China, algo que ya viene creando revuelo entre los inversores de renta variable. No obstante, prohibir la cotización de estas corporaciones en el mercado regulado estadounidense provocaría que las acciones comenzaran a fluctuar en el mercado OTC -over the counter-. Una solución factible para evitar dolores de cabeza sería vender estas acciones en el mercado OTC estadounidense para comprarlas en su país de procedencia, olvidándonos de cualquier miedo al deslistado. Cabe recordar que este hecho no cambiaría en absoluto la valoración por fundamentales de las entidades, ya que prácticamente la mayoría de sus usuarios ni se darían cuenta de lo ocurrido.

Muchas de estas empresas cotizan también en Hong Kong, de forma que los precios a ambos lados están relacionados porque en otro caso se produciría un arbitraje. De hecho se pueden vender las acciones cotizadas en USA y comprarlas en Hong Kong o solicitar al bróker un traspaso, lo que algunos brókers permiten.

En cualquier caso, no es interesante ni para EEUU ni para China el deslistar empresas. Pensemos:

  • EEUU quiere tener los mejores y más completos mercados regulados del mundo, de forma que todas las empresas de Wall Street que se benefician de esa actividad lo sigan haciendo. Inversores del mundo entero compran miles de millones de acciones de empresas chinas a través de los mercados regulados de EEUU. No le interesaría perder toda la parte de cotización de empresas chinas y que ese negocio se trasladase a Hong Kong o a Londres.
  • China quiere que los inversores extranjeros inviertan en sus empresas, que al mismo tiempo genera capital para invertir en la economía del país. A China no le interesa aparecer como un país en el que es complicado invertir. Por ese motivo, no le interesa hacer desaparecer el vehículo que permite esa inversión.

¿Qué conclusiones objetivas podemos sacar como inversores?

China regula los distintos sectores de su país para seguir los planes estratégicos quinquenales. Hay que conocer esos planes porque pueden indicarnos los sectores en los que invertir y los sectores que hay que vender. La regulación depende mucho de un sector a otro. Ahora mismo, la regulación ha castigado a las empresas relacionadas con la Educación. Otros sectores sensibles y que pueden ser objeto de regulación futura son Vivienda, Salud, Banca y Cultura.

Sin embargo, esa incertidumbre ha hecho que los inversores huyan de todas las empresas cotizadas chinas y es posible que empiecen a generarse oportunidades en sectores que no están tan afectados por la regulación o incluso, en sectores en los que la regulación les favorece. Como dice el gran Warren Buffett “hay que ser precavidos cuando todo el mundo está siendo avaricioso y hay que ser avaricioso cuando todo el mundo tiene miedo”.

ETF KWEB

*gráfico facilitado por plataforma Finviz. Pertenece a una posibilidad técnica en el ETF de China $KWEB.

Es posible que estemos cerca del final de la corrección y que sea el momento de empezar a comprar algunas empresas en ese mercado. Por análisis fundamental algunas empresas están “baratas”. Pero siempre teniendo en cuenta que se trata de China y que hay que darle un peso adecuado en la cartera. En BolsaZone hemos estado construyendo posición en una empresa china aprovechando las caídas.

Deja una respuesta

Últimas Publicaciones