El Moat de una compañía y como analizarlo con 5 variables

El multimillonario Warren Buffett es una de las voces más experimentadas en el mundo de los negocios, el conocido como “el Oráculo de Omaha”. Sin embargo, al fundador de Tesla, Elon Musk, no le tembló la voz a la hora de criticar con dureza al empresario durante el último informe de resultados de su compañía. “Yo creo que los moats son patéticos”, esbozó el cofundador de PayPal, sobre el término acuñado por Buffett en los 90, el cual se convirtió en uno de sus principales mantras a la hora de invertir.

¿De qué se trata este concepto? Moat (fosa, en inglés) son las ventajas competitivas con las que cuenta una empresa en un determinado negocio. Esto puede ser desde una patente para comercializar un producto hasta tener dentro del portfolio una marca que goza de buena reputación entre el público.

Aquí vamos a dar 5 claves que nos ayudarán a detectar y analizar el Moat de una compañía:

  1. Los costes de cambio– Los costes de cambio son aquellos gastos o inconvenientes en los que incurre un cliente al cambiar de un producto a otro. Los clientes que enfrentan altos costes de cambio generalmente no cambiarán a menos que se les ofrezca una gran mejora, ya sea en el precio o en el rendimiento. Las empresas cuyos clientes tienen un fuerte coste de cambio pueden cobrar precios más altos (y obtener mayores beneficios) sin la amenaza de perder el negocio. Considere una empresa como Oracle – el gigante del software que vende programas de bases de datos a las empresas que almacenan y gestionan grandes cantidades de datos. Las bases de datos de Oracle están generalmente conectadas a otros programas de software, por lo que si una empresa quiere cambiar de una base de datos Oracle, no solo tendrían que mover todos sus datos, sino también volver a conectar todos los diferentes programas que tiran de Oracle. Por lo tanto, las empresas tienden a no realizar cambios, por lo que empresas como Oracle tienen tasas de renovación extraordinariamente altas.
  1. El Efecto Red—  El efecto de red se produce cuando el valor de un bien o de un servicio particular aumenta tanto para nuevos usuarios como para los usuarios existentes a medida que más personas utilizan ese bien o servicio, creando a menudo un círculo virtuoso que permite que los fuertes se hagan más fuertes. Tomemos el caso de eBay por ejemplo – tiene la mayoría de los compradores en su plataforma, por lo que atrae a la mayoría de los vendedores. Por otra parte, debido a que tiene la mayoría de los vendedores, es también la fuente más atractiva para los compradores.
  1. Los Activos Intangibles— Los activos intangibles son cosas tales como patentes o licencias gubernamentales que mantienen explícitamente los competidores a raya. Una empresa farmacéutica como AstraZeneca se beneficia sin duda de este efecto, gracias a su cartera de medicamentos protegidos por patentes. Otra clase de activo intangible que puede proporcionar una ventaja es una marca fuerte o una colección de marcas. L’Oréal es un buen ejemplo. Los activos intangibles pueden tener una poderosa conexión con las características de rendimiento y de mercado, como se ve en la figura 3.
  1. La Ventaja de Coste— Las empresas que pueden encontrar maneras de proporcionar bienes o servicios a un menor coste tienen claramente una ventaja, ya que pueden debilitar a sus rivales vía  precio. Alternativamente, pueden vender sus productos o servicios a los mismos precios que los rivales, pero lograr un margen de beneficio más grande. Diageo es un ejemplo de una empresa con una escala de distribución sin precedentes en varios mercados internacionales.
  1. Una Escala Eficiente— Se trata de una dinámica en la que una empresa o un pequeño número de empresas sirve a un mercado de tamaño limitado. Las empresas que se benefician de este fenómeno tienen un tamaño eficiente para adaptarse a un mercado que solo puede soportar a uno o a unos pocos competidores, lo que limita la rivalidad, ya que cualquier nuevo operador tendría como resultado unos retornos insuficientes para el conjunto de jugadores. ExxonMobil ha construido refinerías integradas con el área química que se encuentran en mercados en los que nuevos activos de refinación no obtendrían una rentabilidad suficiente, proporcionando de esta forma a Exxon una ventaja en la industria química. Además, sus oleoductos están en mercados que no serían lo suficientemente grandes como para soportar tuberías adicionales, por lo que Exxon se convierte en el único jugador en esas regiones.

Con estas 5 variables analizadas y detectadas podremos encontrar esas compañías que dispongan de un buen “moat” y donde su Imagen de marca, patentes, licencias, coste de sustitución, relación coste/beneficio del cliente, efecto red hagan de nuestra inversión un auténtico “foso defensivo”

Fuente: Morningstar y Bolsazone

Deja una respuesta

Últimas Publicaciones