¿Qué ratios financieros son los más importantes para valorar la cotización de las empresas?

Ratios financieros

Los ratios financieros son instrumentos perfectos para los inversores que deciden invertir en una empresa por sus fundamentales. Cabe destacar que relacionan el precio actual de cotización, o la capitalización bursátil, con multitud de datos financieros como los beneficios o los ingresos.

Hay que tener en cuenta que la interpretación de los ratios financieros es relativa, ya que no es lo mismo valorar una empresa en crecimiento a una estancada.

El ratio P/E para conocer la valoración por ganancias accionariales

El ratio P/E o precio/beneficio es una relación matemática para valorar el aspecto del beneficio en las compañías. El total de la operación matemática indica a cuántas veces beneficios está cotizando una acción.

Cabe destacar que la fórmula del ratio es dividir el precio de cotización entre el beneficio por acción anual, ofreciendo un número que atiende a diferentes interpretaciones.

Cuando una compañía no tiene P/E, indica que están sufriendo pérdidas en su negocio. Por otra parte, si una compañía tiene un P/E entre 0 y 10 podría indicar que está infravalorada o que los inversores en la renta variable estiman que van a ir perdiendo ganancias accionariales progresivamente. En cuanto a la horquilla del 10 al 17, nos encontramos a la mayoría de las empresas, ya que se entiende como un P/E adecuado. Por último, si las firmas tienen un P/E superior a 17 podría darnos a entender dos cosas: la sociedad cotizada está completamente sobrevalorada por el mercado, ya que no va a crecer en el BPA; o se espera un fuerte repunte futuro en las ganancias accionariales.

Se puede predecir la cotización futura por el forward P/E

El forward P/E es una relación matemática para valorar a cuánto está cotizando en la actualidad una compañía según los beneficios futuros esperados.

Este ratio financiero es una ampliación del P/E clásico para poder adelantarse a los acontecimientos futuros y poder adelantarse al comportamiento de la acción. Cabe destacar que la valoración se obtiene dividiendo el precio actual de la acción entre las ganancias futuras estimadas por acción.

Si se obtiene un número mayor al del P/E podría indicar que la compañía ganaría menos dinero que en el actual ejercicio fiscal. Por otra parte, si se obtiene un número menor podríamos estar ante una buena oportunidad, ya que se espera un crecimiento positivo en las ganancias accionariales. Cabe destacar que el mercado podría no tener en cuenta un crecimiento futuro, y no valorar positivamente a las acciones.

El PEG y su anticipación al crecimiento futuro en el BPA

El ratio PEG es una medición numérica que relaciona el precio actual de cotización, el BPA presente y las estimaciones futuras de crecimiento.

El número se averigua al dividir el precio actual de cotización entre el BPA presente, para después volver a dividir el número resultante entre el crecimiento del BPA anual. Cabe destacar que muchos analistas no toman en cuenta esta relación matemática, ya que creen que una situación extrema accionarial, ya sean empresas con mucho o poco crecimiento, no refleja con exactitud la situación financiera y la cotización en bolsa.

Un ratio alto indica una posible sobrevaloración mientras que un número bajo indica una infravaloración del activo variable.

Las empresas de crecimiento se rigen por el ratio P/S

El ratio P/S es una relación métrica que calcula a cuántas veces está cotizando una acción comparada con su facturación anual.

La valoración se obtiene al dividir la capitalización bursátil de la empresa entre los ingresos pertenecientes a un año fiscal completo. Cabe destacar que también se puede averiguar al dividir el precio de cotización por acción entre la facturación anual por acción.

Muchos analistas utilizan esta métrica para valorar a una empresa que no tiene beneficios y no pueden valorarla mediante el P/E. Asimismo, un número bajo podría indicar que la empresa está infravalorada si hay estimaciones de mucho crecimiento futuro, y al contraria. En cuanto a los números altos, podríamos encontrarnos con una compañía que tiene un P/S alto, pero no se debería considerar sobrevalorada porque tiene unas creencias de aceleración a triple dígito durante los próximos años.

El valor en libros es idóneo para comparar la industria

El ratio P/B es una relación matemática que relaciona el precio de la acción o el valor bursátil con los activos disponibles en la compañía.

La fórmula para obtener la valoración financiera es dividir la capitalización bursátil de la compañía entre el total de activos disponibles en la empresa; también se puede averiguar dividiendo el precio accionarial de cotización entre los activos por acción que tiene la sociedad cotizada.

Valor contable

El ratio financiero varía entre las industrias, ya que no tendrán el mismo P/B el sector aeronáutico que el de la consultoría. No obstante, un valor más alto que la media podría indicarnos que el mercado espera un aumento de los activos durante los próximos tiempos, mientras que un número bajo podría dar a entender que el mercado piensa que perderán activos durante los próximos trimestres o años.

El P/FCF anuncia si una empresa está generando efectivo libre

La valoración P/FCF es una medición numérica que indica la relación existente entre el precio accionarial y el flujo libre de caja

La fórmula para averiguar la relación matemática es dividir la capitalización bursátil de la compañía entre en flujo libre de caja; también se puede obtener el número financiero al dividir el precio accionarial entre el flujo libre de caja por acción.

Al encontrarnos un número bajo en el P/FCF podríamos estar ante una empresa que genera buenos flujos de caja, pero el mercado aún no ha sabido valorarlo. Por otra parte, obtener un número alto podría ser indicativo de que hay puestas muchas esperanzas en los flujos futuros, o estar ante una compañía sobrevalorada.

El test ácido y su relación para conocer el corto plazo

El Quick Ratio o Test ácido es un ratio contable idóneo para conocer la liquidez o la solvencia con la que cuenta la empresa en el corto plazo, ya que relaciona el activo circulante con el pasivo circulante.

El número financiero se obtiene al restar el activo circulante menos las existencias, y dividir el dato conseguido entre los pasivos circulantes. Por otra parte, también se puede obtener al sumar el disponible y el realizable, dividiendo entre el pasivo circulante el número obtenido.

Un Quick Ratio inferior a uno podría indicar que la empresa no tiene suficiente dinero para pagar las obligaciones en el corto plazo, por lo que tendrían que vender activos para poder hacer frente a esos pagos.

El ratio de liquidez nos indica si la empresa tiene problemas de efectivo

El Current Ratio o Ratio de liquidez es un número financiero que relaciona los activos corrientes entre los pasivos corrientes.

La fórmula para averiguar el ratio es dividir los activos corrientes entre los pasivos corrientes. Cabe destacar que obtener un número financiero inferior a uno indica que tienen más pasivos que activos y podrían tener que tomar crédito para solucionar el problema en el corto plazo.

Deja una respuesta

Últimas Publicaciones