Semana de transición en bolsa que estuvo marcada por el discurso de la FED

Semana de transición en bolsa que estuvo marcada por el discurso de la FED

Alberto Díaz

La semana de vencimientos de opciones concluye de forma mixta en los índices del mundo con predominio de las pérdidas. Asimismo, el Hang Seng, el Nikkei 225 y el Dax alemán acaban en positivo al sufrir el mercado mundial una semana de transición tras los buenos resultados de la anterior.

El rojo predomina en Oceanía mientras que el tono mixto se apodera de los índices asiáticos. Por otra parte, las pérdidas vuelven a reinar en Europa a excepción de Alemania. Por último, las referencias norteamericanas cierran una semana de volatilidad en negativo.

La volatilidad vuelve al mercado tras un comienzo tranquilo

El S&P/ASX 200 se ha dejado un 0,8%. Por otra parte, los índices de referencia chinos, el Shanghai y el SZSE Component, acaban la semana con pérdidas superiores al 1,35%. Sin embargo, el Hang Seng y el Nikkei 225 superan las fechas pasadas con ganancias.

El DAX concluye como único ganador europeo al revalorizarse un 0,82%. Sin embargo, el IBEX 35 se deja un -1,75% mientras que el Euro Stoxx 50 se ha devaluado un -0,1%. Por otra parte, el Cac 40 ha perdido un -0,8% y el FTSE 100 lidera la parte negativo con un -2,26%.

El DJIA ha tenido un retroceso del 0,46% al cerrar el viernes en los 32.627,97 puntos. Asimismo, comenzaba la semana en los 32.798,84 puntos, registrando unos máximos históricos el jueves de 32.227,78 puntos. Cabe destacar que la cotización se encuentra algo extendida de su media de diez semanas. Sin embargo, parece que mantendrá los niveles actuales de cotización hasta que la línea de las últimas diez semanas vuelva a coincidir con los precios de cotización actual.

El S&P 500 ha caída un 0,77% tras concluir la semana en los 3.913,10 puntos. Sin embargo, tocó nuevos máximos históricos el pasado jueves en el entorno de los 3983,87 puntos, aunque volvió a tocar mínimos semanales el viernes en los 3.886,75 puntos. El precio de inicio el lunes estuvo en los 3.942,96 puntos. Cabe destacar que la cotización continúa por encima de la media de diez semanas. Sin embargo, parece que el comportamiento de la referencia será muy parecida a la del DJIA para esperar a la línea de las últimas diez semanas.

El Nasdaq Composite se ha devaluado un 0,79% tras cerrar el pasado viernes en los 13.215,29 puntos. Asimismo, comenzó el lunes en los 13.323,47 puntos, para realizar unos máximos semanales el pasado martes en el entrono de los 13.620,71 puntos. Sin embargo, el viernes tocó nuevos mínimos en los 13.039,45 puntos. El índice de referencia norteamericano continúa luchando contra la media de las últimas diez semanas. Cabe destacar, que todavía no ha sido capaz de cerrar por encima de esta línea desde las últimas cuatro semanas, aunque sí que ha habido días que ha concluido la sesión por encima. Los próximos días, si el fondo de mercado acompaña, podremos ver cierres por encima de la media de las últimas diez semanas, continuando su camino al alza. Igualmente, podría volver a tocar los mínimos de la corrección actual, aunque todo dependerá del volumen de negociación que haya en las subidas.

El sector del automóvil europeo muestra sus credenciales

La semana comenzaba con la noticia de que Volkswagen tenía un evento centrado en la batería eléctrica. Asimismo, cabe destacar que el fabricante de coches europeos comienza a colocarse como una de las líderes del sector al comenzar a expandir la venta de sus vehículos de motor eléctrico por todo el mundo.

Volkswagen

Por otra parte, la Fed y Jerome Powell tuvieron una reunión de dos días, donde se debatió acerca de los tipos de interés, la inflación y el futuro de la economía. Las conclusiones sacadas son muy positivas para el futuro de la economía del país norteamericano, ya que le auguran una buena recuperación. Por otro lado, el desempleo se espera que baje considerablemente durante todo el año 2021, mientras que los tipos de interés se esperan cercanos al 0% durante un tiempo más. Por último, le quitaron hierro a la inflación, ya que predijeron un breve incremento tras la reapertura de la economía aunque en un período breve.

La vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 salió airosa tras hacerse pública la noticia acerca de la investigación sobre los posibles trombos que causaba el vial. Asimismo, se certificó su eficacia y se tranquilizó a la población acerca de los posibles efectos secundarios que había podido ocasionar en algunas personas.

¿Qué conclusiones se pueden sacar de la pasada semana?

Los mercados cerraron la tercera semana de forma transitoria al registrar pequeñas pérdidas. Por una parte, el DJIA ha registrado nuevos máximos históricos, aunque no le ha servido para subir su valoración. Asimismo, el S&P 500 también tocó nuevos precios de máximos, pero se desinfló en la parte final de la semana. Por último, el Nasdaq continúa luchando por recuperar su media de diez semanas tras la corrección que se ha sufrido en las últimas fechas.

Las referencias europeas cerraron en tono mixto liderado por el Dax. Por otra parte, el continente asiático y pacífico han registrado un tono mixto tras las ganancias importantes del Hang Seng y el Nikkei 225.

La próxima semana tiende a ser débil, históricamente, tras la liquidación de las opciones. Sin embargo, podrían ser días muy interesantes para ver qué comportamiento tomará el Nasdaq, ya que está aún luchando con la media de diez semanas. Por otro lado, el DJIA y el S&P 500 podrían tener una semana de consolidación más para esperar a sus líneas respectivas de diez semanas y continuar con su tendencia. Por último, cabe destacar que la fiesta en los mercados tras las palabras de Powell duró poco, siendo esto significado de la posible independencia de la renta variable acerca de las noticias influyentes.