Powell habla y hace que los mercados vuelvan a caer

Powell habla y hace que los mercados vuelvan a caer

Alberto Díaz

El mercado estadounidense abría la sesión del jueves esperando las palabras de Powell, que tenía un evento digital organizado por WSJ. La bolsa de valores esperaba que el presidente de la FED adelantara algún cambio en la política monetaria de la reserva federal para que se calmaran las acciones y terminaran en verde.

El DJIA abría en los 31.289,01 puntos, mientras que el S&P 500 lo hacía en los 3.817,11 puntos. Por último, el Nasdaq comenzaba la sesión en los 12.953,49 puntos.

Los índices caían mientras esperaban las palabras de Powell

La apertura ha sido complicada, ya que ha estado durante una hora bajista hasta encontrar soporte. Desde este punto, las cotizaciones comenzaban a subir y ponerse en positivo, pareciendo que se había acabado la tormenta. Sin embargo, esta visión duró hasta que el presidente de la reserva federal comenzó a hablar en su conferencia digital. Tras este momento, los precios se han desplomado, registrando pérdidas de más del 1,50% del valor. Concretamente, el Nasdaq ha caído un 2,40%.

Los mercados llevan unas semanas frágiles tras comenzar a repuntar la rentabilidad del bono a 10 años de EE. UU. y las noticias de la inflación. Sin embargo, hoy se esperaba algún cambio en el discurso de Powell y sus políticas, algo que no ha ocurrido.

Powell ha hablado sin convencer a los mercados

El presidente de la FED, Jerome Powell, ha hablado sin convencer a los mercados, que esperaban un cambio en la política monetaria. Uno de los datos que comentó fue el perteneciente a la tasa inflación, que se estaba manteniendo en el 2% desde el comienzo de la pandemia. También advirtió que cuando se abra la economía, los precios podrían subir. Asimismo, ha comentado que la FED tiene todas las herramientas necesarias para luchar contra esta subida.

Por otra parte, también ha afirmado que iban a continuar con la compra de bonos. Otros de los titulares ha sido la no subida de los tipos de interés. Sin embargo, el mercado esperaba un adelanto de algún cambio en la política monetaria que se decida en los días 16 y 17 de marzo. A pesar de las esperanzas por parte de los inversores, el máximo responsable de la reserva federal ha permanecido impasible y no ha dicho nada.

Tras las palabras de Powell, la rentabilidad del bono a 10 años de EE. UU. se ha disparado hasta el 1,55 desde el 1,48. Cabe recordar que en los años 2011 y 2012, para calmar el precio de los bonos, realizaron una operación que se denominó »Twist», en la que se vendieron 667B de bonos a corto plazo. La liquidez generada por esta venta se usó para comprar bonos de largo plazo. Sin embargo, Powell no ha adelantado nada de esto.