¿Cómo se puede comprar y vender opciones CALLs y PUTs con el mínimo riesgo?

La venta de opciones siempre hay que hacerla con el dinero disponible por si el comprador nos ejerce el derecho. Sin embargo, hay una opción donde se puede comprar y vender opciones CALL o PUT sin tener la necesidad de disponer del monto económico para adquirir las acciones.

El poder comprar y vender opciones CALL y PUT sin que ejerzamos el derecho o nos lo ejerzan y poder embolsarnos una cuantía económica ayuda a minimizar el riesgo y maximizar las plusvalías.

Compras de opciones CALLs para suprimir el riesgo y limitar al máximo las pérdidas

La compra de CALL para limitar el riesgo al máximo y poder embolsarnos un dinero tras vender la opción es una estrategia que limita al máximo las pérdidas y aumenta las probabilidades de ganar dinero de forma consistente. Para entender la operación en este tipo de inversión pondremos un ejemplo con Snap Inc.

Compra de CALL en $SNAP

Queremos comprar acciones de Snap Inc. justamente cuando rompa los máximos históricos, ya que creemos que podrá tener un recorrido al alza interesante durante las próximas semanas y meses. Sin embargo, no tenemos liquidez suficiente y no queremos comprar las acciones por si el precio no consigue tener continuación en el movimiento alcista y se da la vuelta. Asimismo, decidimos comprar una CALL con vencimiento el próximo 16 de julio, ya que tenemos la certeza del rally bursátil. Cabe destacar que pagaremos una prima por acción de 0,78 $ por acción para el precio de 73,50 $, haciendo un total de 78 $ para una opción CALL.

No es necesario tener el capital necesario para ejercer el derecho, ya que quiénes lo deciden somos nosotros.

Venta de CALLs para embolsarnos una plusvalía con la mínima inversión

Como habíamos previsto, el precio accionarial en $SNAP Inc ha subido hasta los 80 $ antes de la fecha de vencimiento, algo realmente positivo para la opción CALL que teníamos comprado. Como no teníamos el capital suficiente, no queremos ejercer nuestro derecho.

Venta de CALLs en SNAP IncLa operación que realizaremos a continuación será vender la CALL que compramos en 73,50 $, ya que están pagando 7,10 $ por acción para un total de 710 $. Optamos por realizar la operación, embolsándonos un total de 710 $ brutos por la opción y 632 $ netos. Esta venta de CALL tendría una rentabilidad del 810%, ya que únicamente habíamos puesto en riesgo 78 $ y habíamos conseguido 710 $.

Compra de PUTs para apostar en corto y no arriesgar todo el capital

Queremos tener una posición en corto, pero no queremos vender las acciones en el mercado al no sentirnos cómodos y no querer tener en riesgo tanto capital. Asimismo, decidimos comprar una PUT para tener la posición y limitar el riesgo de pérdida al máximo. Para entender la operación en este tipo de inversión pondremos un ejemplo con Airbnb Inc.

Compra de PUTs en $ABNB

Decidimos comprar una PUT en 130 $, ya que tenemos la certeza de una tendencia bajista en el movimiento accionarial de la compañía y nos queremos beneficiar de la bajada en el precio accionarial. Estamos convencidos de la tendencia y vendemos una PUT con vencimiento el próximo 30 de julio, teniendo que pagar un total de 1,19 $ por acción o 119 $ por la opción.

Cabe destacar que el único capital que hay que tener disponible es la prima a pagar.

Venta de PUTs para ganar el máximo capital con el mínimo riesgo

El precio por acción de $ABNB ha bajado como habíamos previsto. La valoración ha retrocedido hasta los 120 $ antes de la fecha de vencimiento, algo muy positivo pues el precio de la opción ha subido.

Venta de PUTs en $ABNB

Decidimos vender la opción PUT en 130 $. Cabe destacar que los compradores están pagando 12,42 $ por acción para un total de 1242 $ la opción. Asimismo, las ganancias brutas ascienden hasta los 1242 $ con una simple inversión de 119 $, obteniendo un beneficio neto de 1123 $. La rentabilidad obtenida es del 943%.

¿Qué riesgos y beneficios podemos obtener en este tipo de inversiones?

El principal riesgo que existe es que la acción se vaya hacia lado contrario que queremos, ya que bajaría considerablemente la prima que recibíamos al vender la opción o no ejercer el derecho en fecha de vencimiento. No obstante, las pérdidas son muy bajas en comparación con la posibilidad de haber comprado o vendido las acciones y haber ocurrido el movimiento en la dirección opuesta.

El principal beneficio es la gran rentabilidad que se puede obtener, ya que con una inversión mínima se pueden conseguir plusvalías de triple dígito. Otro de los beneficios es la limitación máxima en las pérdidas, siendo únicamente de la prima pagada. No obstante, se puede reducir aún más este riesgo al vender la opción cerca del vencimiento y recuperar parte del capital si estimamos que no tendrá el movimiento que deseamos.