Opciones financieras, el activo de la renta variable del que no se habla

Opciones financieras, el activo de la renta variable del que no se habla

Alberto Díaz

Las opciones financieras son instrumentos financieros que le dan la obligación al vendedor y el derecho al comprador de poder llegar a realizar una transacción económico por un activo a un precio estipulado y en una fecha futura determinada.

Las opciones financieras son un activo financiero muy importante para los inversores, ya que ayudan a aumentar la rentabilidad y a cubrir las posiciones.

¿Qué datos hay que tener en cuenta a la hora de operar con opciones?

Las opciones financieras se dividen en dos tipos: las americanas, que se pueden ejercer en cualquier momento mientras dura la opción, y las europeas, que únicamente se pueden llevar a cabo en el vencimiento. Sin embargo, las pertenecientes al viejo continente son las menos utilizadas en los mercados financieros.

Las opciones de compra, CALL, o de venta, PUT, se llevan a cabo en un activo, llamado subyacente. Por otra parte, el precio al que se ejerce el derecho se denomina strike.

La obligación la tiene el vendedor mientras que el derecho es del comprador. Cabe destacar que los compradores pagan una prima por adquirir el derecho mientras que los vendedores cobran el capital por tener la obligación. Cabe destacar que hay muchos factores por los que el precio podría variar:

  • Vencimiento: mientras mayor sea el plazo, más alta será la prima.
  • Precio actual del subyacente: la valoración del activo también influye, ya que puede estar más cerca o lejos del strike.
  • Volatilidad: las primas suelen aumentar los días que se sufre volatilidad en los mercados.
  • Oferta y demanda.

El multiplicador de cada opción es muy importante conocerlo, ya que cada unidad del derivado equivale a 100 acciones de cualquier empresa.

Opciones PUT o de venta y cómo se ejecutan

Una opción PUT es un contrato que firman el comprador y el vendedor sobre un activo financiero. Por una parte, el comprador paga una prima por recibir el derecho, pero no la obligación, de vender un producto financiero a un precio determinado y en una fecha de vencimiento concreta.

El vendedor tiene la obligación de quedarse con las acciones del comprador. Además, recibe una prima por ejercerle de seguro a la otra parte del contrato.

Opciones put en $AAPL

Un ejemplo sería una opción put con precio en 122 $ y que tiene el vencimiento el 4 de junio. El comprador de la put quiere tener un seguro y saber que alguien se quedará con sus 100 acciones si el precio de las acciones de $AAPL bajan de 122 $. Asimismo, pagará una prima de 0,10 $ por acción, dando como resultado un desembolso de 10 $. Por otra parte, el vendedor de la put decide ser el seguro del comprador, embolsándose la prima y esperando a que el precio no baje de ese punto. Cabe destacar que el strike está puesto en un lugar específico donde el precio ha rebotado por encima, por lo que es muy difícil que le asignen la opción al vendedor, pudiéndose quedar con la prima cobrada.

Opciones CALL o de compra y cómo se ejecutan

Una opción CALL es un contrato que firman el comprador y el vendedor sobre un activo financiero. Por una parte, el comprador paga una prima por recibir el derecho, pero no la obligación, de comprar un producto financiero a un precio determinado y en una fecha de vencimiento concreta.

El vendedor tiene la obligación de darle las acciones al comprador. Además, recibe una prima por ejercerle de seguro a la otra parte del contrato.

Opciones CALL en $AAPL

Un ejemplo sería una opción call con precio en 129 $ y que tiene el vencimiento el 4 de junio. El comprador de la call quiere tener un seguro y saber que se quedará con las 100 acciones del vendedor si el precio de las acciones de $AAPL suben de 129 $. Asimismo, pagará una prima de 0,10 $ por acción, dando como resultado un desembolso de 10 $. Por otra parte, el vendedor de la put decide ser el seguro del comprador, embolsándose la prima y esperando a que el precio no suba de ese punto. Cabe destacar que el strike está puesto en un lugar específico donde el precio ha rebotado por debajo, por lo que es muy difícil que se ejecute la opción, pudiéndose quedar con la prima cobrada.