Estados Unidos lidera, una semana más, a las referencias bursátiles del mundo

La variante Delta marca el camino en los mercados de Asia con un tono rojo. Por otra parte, las actas de la FED muestran optimismo sobre la recuperación económica, aunque comienza a preocuparles el auge del mercado inmobiliario a causa de los bajos tipos de interés y la baja rentabilidad en los bonos del estado.

El tono mixto ha predominado en Asia y Pacífico con las referencias de China en tono verde. Por otra parte, el tono rojo ha tenido cabida en Europa con un DAX alemán como único índice en positivo mientras que Estados Unidos terminaron la semana en máximos históricos y recuperando las pérdidas del jueves.

Pocos índices en verde en Asia y Europa para acabar la semana bursátil

El S&P/ASX 200 australiano ha perdido un 0,48% durante la última semana mientras que el Hang Seng hongkonés ha liderado la parte negativa en Asia y Pacífico con una devaluación del 3,41%. Por otra parte, China ha concluido los días pasados con un tono positivo al avanzar un 0,15% el Shanghai y revalorizarse un 1,18% el SZSE Component, liderando la parte positiva en el continente. Por último, el Nikkei 225 ha retrocedido un 2,92%.

El DAX alemán ha conseguido subir un 0,24% para liderar a las referencias europeas durante la primera semana completa de junio. Por otra parte, el IBEX 35 español ha liderado la parte negativa en el viejo continente con una devaluación del 1,47%. En cuanto a Europa, el EuroStoxx 50 retrocedía un 0,39% mientras que el CAC 40 francés y parisino se dejaba un 0,35%. Por último, el FTSE 100 se quedaba prácticamente plano con una fluctuación negativa del 0,02%.

Estados Unidos vuelve a cerrar muy cerca de máximos históricos tras un jueves negativo

El DJIA ha tenido una semana alcista al subir un 0,24% y terminar el pasado viernes en la zona de los 34.870,16 puntos después de tocar un precio alto en el entorno de los 34.893,72 puntos. Por otra parte, la línea de diez semanas está a un 1,20% mientras que la de cuarenta está a un 9,70%.

El S&P 500 ha cerrado la semana con unas ganancias del 0,40% después de registrar nuevos máximos históricos en los 4.371,60 puntos y finalizar los días en los 4.369,55 puntos. Cabe destacar que la media móvil de diez semanas está a un 3% y la de cuarenta permanece a un 12%.

El Compuesto Nasdaq ha liderado a Estados Unidos al revalorizarse un 0,43%, ya que concluyó las jornadas en los 14.701,92 puntos y tocó un precio máximo en el entorno de los 14.755,33 puntos. En cuanto a las medias móviles, la línea semanal de diez está a un 5% mientras que la de cuarenta se encuentra a un 11,70%.

Entregas de coches Tesla

Datos de empleo, Tesla y multas en China

El lunes comenzaba con la resaca de los datos de empleo estadounidense, ofreciendo 850 mil nuevos trabajadores frente a la estimación de 700 mil. Cabe destacar que el paro aumentó hasta el 5,90% desde el 5,80%, ya que más personas han comenzado a buscar trabajo. Por otra parte, la reciente IPO $DIDI se veía afectada por la política reguladores de China al prohibirles admitir a más clientes y obligar a todas las tiendas de aplicaciones borrar la de la firma asiática.

Tesla reportó récord de entregas y producción en sus vehículos, algo realmente positivo de cara a sus datos financieros. Por otra parte, los datos económicos de Asia y Pacífico comienzan a mostrar una desaceleración económica, aunque Australia parece continuar firme en su aumento.

El martes se conocía que la OPEP+ había decidido cancelar la reunión por problemas entre los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, provocando un aumento en el crudo. Por otra parte, Xi Jimping, presidente de China, Angela Merkel, canciller alemana, y Enmanuel Macron, líder de Francia, tuvieron una conferencia nocturna para llevar a cabo algunos temas de interés y poder mejorar las relaciones.

Algunos estudios sobre la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer mostraron problemas con la variante Delta, según admitió el Ministerio de Salud Israelí. Por otra parte, el virus con corona está causando de nuevo grandes estragos en Asia, provocando nuevos confinamientos en países como Japón y Taiwán.

Las actas de la FED admiten una preocupación por el repunte en el sector inmobiliario al tener unos tipos de interés tan bajos y la compra continua de bonos. Por otra parte, la Unión Europea aumentó su tasa de crecimiento para el actual ejercicio fiscal y el próximo. En cuanto a China, el gigante asiático vuelve a entrometerse en los negocios privados con multas económicas.

El viernes se conoció el IPC chino, que mostró un breve retorno bajista después de la tendencia al alza de los precios al consumidor. Por otra parte, la nueva temporada de resultados empresariales de Wall Street comienza la próxima semana con los principales bancos de inversión estadounidense en la cartelera. Por último, la administración de Joe Biden pondrá en la lista negra a varias empresas chinas por presuntos abusos contra los derechos humanos y la vigilancia de alta tecnología en Xinjiang.

Y ahora, ¿qué podemos esperar de la renta variable norteamericana?

Nos adentramos en la tercera semana de junio, donde los vencimientos de opciones podrían traer un tono positivo generalizado al mercado, aunque últimamente no se cumple del todo esta premisa al terminar en rojo la jornada del viernes. Por otra parte, las valoraciones continúan siendo exigentes en muchas empresas, aunque el análisis técnico nos indica el comienzo de una tendencia alcista, como es el caso de Amazon o Apple.

La gestión del riesgo hay que continuar ejecutándola a rajatabla para evitar pérdidas abultadas en compañías que son más volátiles y que en una corrección sufren más que le mercado general.